sábado, 26 de septiembre de 2015

EL BUEN SAMARITANO

Os dejamos un vídeo con imágenes y sin palabras para trabajar la misericordia.
¡Abre bien los ojos y no pierdas ningún detalle!


video

lunes, 21 de septiembre de 2015

¡SUERTE CON LA NUEVA AVENTURA!

Queremos dar las gracias a María, Carolina y Carlos por la ilusión y  la entrega que pusieron el curso pasado siendo monitores del Movimiento Concepcionista Misionero. 

Han acabado una etapa en SU COLEGIO y

CANCIÓN : CON#MUÉVETE

Y seguimos con  recursos para trabajar el Objetivo Educativo-Pastoral de este curso.
Os dejamos una canción de M.Rebeca Sosa (rcm) que iremos aprendiendo. 
¡Vete escuchándola ya!

video

PAPA FRANCISCO: LA MISERICORDIA

¿Por qué las Concepcionistas tenemos "la Misericordia" para trabajar como Objetivo Educativo-Pastoral a lo largo de este curso?
Mira este vídeo del Papa Francisco y lo sabrás.

video

sábado, 19 de septiembre de 2015

¡GRACIAS INDIA!

¡Estamos de vuelta después del paréntesis del verano!

video

Y quiero compartir con vosotros , a través de estas fotos, mi presencia en Thelathuruth (India).
Agradezco a

martes, 1 de septiembre de 2015

REFLEXIÓN AL EVANGELIO

Cuando Jesús se entera de que el Bautista ha sido encarcelado, abandona su aldea de Nazaret y marcha a la ribera del lago de Galilea para comenzar su misión. Su primera intervención no tiene nada de espectacular. No realiza un prodigio. Sencillamente, llama a unos pescadores que responden inmediatamente a su voz: "Seguidme".

Así comienza el movimiento de seguidores de Jesús. Aquí está el germen humilde de lo que un día será su Iglesia. Aquí se nos manifiesta por vez primera la relación que ha de mantenerse siempre viva entre Jesús y quienes creen en él. El cristianismo es, antes que nada, seguimiento a Jesucristo.

Esto significa que la fe cristiana no es sólo adhesión doctrinal, sino conducta y vida marcada por nuestra vinculación a Jesús. Creer en Jesucristo es vivir su estilo de vida, animados por su Espíritu, colaborando en su proyecto del reino de Dios y cargando con su cruz para compartir su resurrección.

Nuestra tentación es siempre querer ser cristianos sin seguir a Jesús, reduciendo nuestra fe a una afirmación dogmática o a un culto a Jesús como Señor e Hijo de Dios. Sin embargo, el criterio para verificar si creemos en Jesús como Hijo encarnado de Dios es comprobar si le seguimos sólo a él.

La adhesión a Jesús no consiste sólo en admirarlo como hombre ni en adorarlo como Dios. Quien lo admira o lo adora, quedándose personalmente fuera, sin descubrir en él la exigencia a seguirle de cerca, no vive la fe cristiana de manera integral. Sólo el que sigue a Jesús se coloca en la verdadera perspectiva para entender y vivir la experiencia cristiana de forma auténtica.

En el cristianismo actual vivimos una situación paradójica. A la Iglesia no sólo pertenecen los que siguen o intentan seguir a Jesús, sino, además, los que no se preocupan en absoluto de caminar tras sus pasos. Basta estar bautizado y no romper la comunión con la institución, para pertenecer oficialmente a la Iglesia de Jesús, aunque jamás se haya propuesto seguirle.

Lo primero que hemos de escuchar de Jesús en esta Iglesia es su llamada a seguirle sin reservas, liberándonos de ataduras, cobardías y desviaciones que nos impiden caminar tras él. Estos tiempos de crisis pueden ser la mejor oportunidad para corregir el cristianismo y mover a la Iglesia en dirección hacia Jesús.

Hemos de aprender a vivir en nuestras comunidades y grupos cristianos de manera dinámica, con los ojos fijos en él, siguiendo sus pasos y colaborando con él en humanizar la vida. Disfrutaremos de nuestra fe de manera nueva.



José Antonio Pagola